Mis primeros ingresos con Ripple

"Hoy compré, vendí y gané con la criptomoneda Ripple (XRP)".


Hace unos días atrás, mi amigo Álvaro me envió una imagen por whatsapp, donde me mostraba los estados de cuenta de diversas criptomonedas, entre ellas Bitcoin (BTC) y Ether (ETH). Sin embargo, él no disponía de monedas Ripple.

De la imagen mencionada anteriormente, lo que me llamó la atención fue el logo de la plataforma que él usa para comprar y vender criptomonedas, debido a que permite enlazar su cuenta bancaria, de modo que puede convertir sus criptomonedas a pesos chilenos y depositarlos directamente en su banco. Esta plataforma se llama Orionx.

Hoy por la mañana, desperté como de costumbre alrededor de las 7 am, pero el bichito de la curiosidad sobre Orionx, también despertó conmigo. Así que, ingresé a la plataforma y creé una cuenta personal. Debo decir que, me sorprendieron los diferentes mecanismos de seguridad y verificación de datos que posee, la verdad esperaba algo más rudimentario que una validación de dos pasos o una identificación y autorización de dispositivos.

Después de crear la cuenta en Orionx, proseguí con la configuración más importante, que consiste en enlazar mi cuenta bancaria con la plataforma, para lo cual se requiere de una verificación de propiedad, mediante una transferencia de $ 2179 Pesos Chilenos (CLP), hacia una cuenta vista de una persona que imagino trabaja o es fundadora de Orionx, Victoria Bolados Escobar, cuyo nombre obtuve a través del RUT, desde el padrón electoral publicado por el SERVEL en el año 2016. Realicé la transferencia y este monto fue abonado automáticamente a mi saldo en Pesos Chilenos, de mi cuenta en Orionx.

Al cabo de unos minutos, me pregunté si mi diminuto saldo serviría para comprar alguna criptomoneda, así que, ingresé a Coin Market Cap y observé que la gran mayoría de estas monedas había subido de precio. Entre ellas, Ripple se encontraba con un valor promedio de USD $ 1,31. Recordé que mi amigo Álvaro no dispone de esta moneda y como me gusta llevarle un poco la contra, me decidí a comprar todos los Ripple que pudiera con el escaso saldo que poseía en ese momento. La transacción duró un par de segundos y alcancé a comprar 2,755846 XRP.

Pasaron las horas del día y fui a visitar a Frank y Coni, una pareja de amigos que recientemente tuvieron un hermoso bebe. Ellos me habían invitado a almorzar y durante toda mi visita, nunca cerré la página web de Coin Market Cap, recargándola de tanto en tanto para ver si el valor del Ripple llegaba a sobrepasar en algún momento al que tenía cuando realicé la compra.

La tarde estaba por finalizar y el Ripple se había mantenido bastante estable, sin encontrar una oportunidad que me permitiera una venta beneficiosa. Pensé que tal vez en los próximos días se daría aquella oportunidad.

Unos minutos después, desanimado, recargo la página web una vez más y el Ripple había llegado a USD $ 1,40. Inmediatamente, cambié de ventana en el navegador de mi celular, donde tenía abierta la sesión de mi cuenta en Orionx y me apresuré a revisar el total de Pesos Chilenos que recibiría si realizaba la esperada venta en ese momento. Recibiría $ 2201 Pesos Chilenos. Presioné el botón "Vender", confirmé la venta y ahora tenía un saldo a favor de $ 22 Pesos Chilenos. Este monto podrá parecer una ridiculez, pero para mí significaba que no había perdido dinero y por el contrario, lo había ganado.

En resumen, conocí el funcionamiento de Orionx, verifiqué que el servicio es real, aprendí a comprar y vender una criptomoneda diferente al Bitcoin y no perdí dinero en el proceso.

¡Estoy feliz!